Saltar al contenido

Descubre las fascinantes fuentes termales y géiseres en la Región Cuzco

Descubre las fascinantes fuentes termales y géiseres en la Región Cuzco

La Región Cuzco en Perú es famosa por sus impresionantes ruinas incas, su rica cultura y su deliciosa comida. Pero además de todo esto, también cuenta con impresionantes fuentes termales y géiseres que ofrecen experiencias únicas y relajantes para los viajeros. En este artículo, te llevaremos en un recorrido por las más destacadas fuentes termales y géiseres de la región, para descubrir los secretos que estos lugares tienen para ofrecer y explorarlos a fondo. Desde las relajantes piscinas termales de Aguas Calientes hasta el impresionante géiser de El Tatio, prepárate para sumergirte en una experiencia inolvidable en la Región Cuzco.

Fuentes termales y géiseres en Región Cuzco

1. Hot Springs (Aguas Calientes)

Hot Springs, o Aguas Calientes, es una experiencia que depende de lo que busques. Si deseas un lugar tranquilo para relajarte después de un arduo día en Machu Picchu, podrías decepcionarte al encontrar música fuerte y gente tomando alcohol alrededor de las piscinas. Sin embargo, si prefieres un ambiente festivo, este lugar podría ser perfecto para ti. En general, las instalaciones están muy limpias y bien cuidadas, pero no todas las piscinas pueden estar disponibles en todo momento. Sugerimos ir temprano en la mañana y elegir sabiamente qué horarios visitar.

El pueblo de Aguas Calientes es pequeño pero acogedor y turístico, lleno de tiendas, restaurantes y alojamientos. Es ideal para dar un paseo por el río o tomar algo en sus orillas. La plaza principal cuenta con una oficina de turismo donde es posible sellar el pasaporte y conseguir información sobre la región. Sin embargo, es importante llevar repelente ya que hay una especie de mosquito pequeño que es muy molesto y pica en las piernas. Hot Springs es fácil de llegar y las aguas termales son una gran fuente de renovación de energía al final del día.

Hot Springs (Aguas Calientes)

Aguas Calientes es un pueblo encantador ubicado a solo 9 kilómetros de Machu Picchu. El acceso a las ruinas es fácil a través de minibuses gratuitos o caminando. A pesar de ser un lugar turístico, el pueblo conserva su encanto con calles peatonales, bares y restaurantes típicos y una iglesia dedicada a la Virgen del Carmen. Hot Springs puede no ser la atracción principal del lugar, pero aún así es una buena opción para relajarse y disfrutar de los cócteles y aperitivos que allí sirven. En general, recomendaríamos no pasar más de tres días en este pueblo para evitar la aglomeración turística.

2. Baños Termales de Cocalmayo

Nosotros tuvimos la oportunidad de visitar las termas de Cocalmayo y quedamos maravillados con la belleza del lugar. Sus aguas transparentes y cálidas invitan a relajarse y descansar el cuerpo después de un largo recorrido. Además, el sitio cuenta con buenas instalaciones y un servicio de comidas y bebidas que lo hacen muy cómodo para pasar una tarde de descanso. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la entrada cuesta 20 soles cada dos horas para extranjeros y que los turnos pueden ocasionar que haya que esperar para ingresar.

A pesar de haber sufrido el desastre natural del alud en febrero de 2020, en el que varias casas y zonas cercanas resultaron dañadas, hemos visto que las termas han superado el incidente y continúan siendo uno de los sitios más visitados en la región de Cuzco. Es un lugar de aventura mágica para sentir la naturaleza de cerca, ya que no hace frío y, si se tiene la oportunidad de hacer el trekking de cinco días del Salkantay, el disfrute es aún mayor.

Baños Termales de Cocalmayo

Las bajadas de temperatura nocturnas y la presencia de mosquitos pueden ser un factor negativo, aunque recomendamos la visita nocturna porque, aparte de ser más refrescante, puede haber menos gente y las instalaciones siguen estando en perfecto estado de limpieza. El precio de la entrada es muy asequible y las piscinas están limpias y bien cuidadas, lo que las hace ideales para pasar un tiempo ameno en familia. En definitiva, las termas de Cocalmayo son una parada obligatoria en la región de Cuzco.

3. Aguas Termales de Lares

Aguas Termales de Lares, famoso punto turístico de la región Cuzco, es un lugar que, aunque tiene algunas desventajas, ofrece una experiencia inolvidable. Para empezar, no es fácil llegar: el camino de acceso es estrecho y, en ocasiones, peligroso. Sin embargo, una vez allí, las vistas del abra a 4500 metros y el aire puro valen la pena. También las aguas termales en sí mismas resultan fascinantes, con su tonalidad mostaza a causa del azufre y sus seis piscinas, una de ellas con agua fría.

En cuanto a la higiene, hay opiniones encontradas. Algunos usuarios han reportado problemas, como falta de limpieza en los camerinos o incluso contagios de enfermedades como conjuntivitis. Sin embargo, esto parece depender del momento y del personal de limpieza, ya que la mayoría de los visitantes aseguran haber encontrado un lugar limpio y agradable. Y, en todo caso, la sensación de estar sumergido en aguas termales calientes es algo que bien merece una visita al lugar.

Aguas Termales de Lares

Por último, es importante mencionar que Aguas Termales de Lares es un lugar que atrae, sobre todo, a un target local. Las instalaciones son básicas pero decorosas, y la experiencia de convivir con el peruano medio es enriquecedora. Además, el lugar es económico, aunque es recomendable evitar las temporadas de alta afluencia turística. En resumen, si uno está dispuesto a aventurarse en una travesía no exenta de dificultades, las aguas termales de Lares son una excelente opción para disfrutar de la naturaleza y la terapia que ofrecen las fuentes termales.

4. Lares Hot Springs

Si buscas un lugar para relajarte y disfrutar de las aguas termales, Lares Hot Springs es una excelente opción. Ubicado a solo 3 horas de Cusco, este hermoso valle cuenta con dos complejos de piscinas termales curativas que alcanzan una temperatura cercana a los 40 grados Celsius. Las piscinas cuentan con una infraestructura adecuada y están bien cuidadas, siendo un lugar ideal para pasar en familia o en pareja.

Sin embargo, el acceso a este lugar puede ser un poco complicado si no cuentas con un medio de transporte propio. A pesar de que la carretera está en buenas condiciones, es aconsejable salir temprano para evitar el tráfico y encontrar una movilidad adecuada. Además, durante los días feriados o fines de semana, el lugar puede saturarse de gente, por lo que es recomendable visitarlo en días de baja afluencia.

Nosotros optamos por acampar en una de las zonas estratégicas al borde del río, donde pudimos disfrutar de los sonidos de las cascadas y la naturaleza. También tuvimos la oportunidad de hacer un pícnic y deleitarnos con las vistas de la cordillera y las alpacas. Además, si estás buscando una experiencia más mística, puedes informarte sobre el uso de la planta sagrada Wachuma.

Lares Hot Springs

En resumen, Lares Hot Springs es un lugar fascinante para relajarte y disfrutar de las fuentes termales y la naturaleza. A pesar de que el acceso puede ser complicado, vale la pena hacer el esfuerzo para pasar un día o una noche en este lugar curativo y encantador.

5. Aguas Termales de Chimur

Nosotros visitamos las Aguas Termales de Chimur y fue una experiencia única y relajante rodeados de impresionantes paisajes naturales. Aunque es un lugar alejado y de difícil acceso, vale la pena el viaje por la tranquilidad y belleza del lugar. La construcción es muy básica, pero suficiente para la estadía, y lo más destacable son las piscinas de distintas temperaturas, desde caliente a fría, que pueden alojar a un gran número de personas.

Una de las ventajas que encontramos es que las aguas termales no están estancadas, lo que mantiene el agua limpia y cristalina. Además, la gente del lugar es muy amable y hospitalaria, lo que hace que la estadía en Chimur sea especial. También se pueden realizar excursiones hasta allí y alojarse en carpas, lo que parece ser una buena opción para los aventureros.

Como desventaja, encontramos que las habitaciones están muy deterioradas y no son muy recomendables. Además, si bien hay comida en el estacionamiento, todo lo demás está a media hora en coche, lo que lo hace un poco complicado para moverse. Sin embargo, en general, fue una experiencia única e inolvidable por sus aguas termales, vegetación y paisajes sin igual.

En resumen, si estás buscando un lugar tranquilo y alejado de las masas turísticas para relajarte en medio de la naturaleza, las Aguas Termales de Chimur son una gran opción. Aunque el acceso puede ser complicado y las instalaciones básicas, la belleza del lugar y la limpieza de sus aguas hacen que valga la pena el viaje. La experiencia de estar en las piscinas naturales relajándose en medio de un paisaje exuberante son inolvidables y únicas. Es ideal también para los amantes del ecoturismo ya que el entorno es muy rico en flora y fauna, promoviendo la sostenibilidad del lugar.

Aguas Termales de Chimur

En conclusión, esperamos que este artículo te haya motivado a viajar y vivir una experiencia única en la Región Cuzco, donde podrás sumergirte en aguas termales y admirar la fuerza de la naturaleza en géiseres fascinantes. Además, nos encantaría conocer tus opiniones y experiencias en esta hermosa región de Perú. ¿Has visitado alguna de estas fuentes termales antes? ¿Te ha impresionado algún géiser en particular? Nos encantaría recibir tus comentarios y recomendaciones, porque para nosotros el turismo implica una interacción constante y una retroalimentación que nos ayuda a brindar contenidos de calidad para nuestros lectores. ¡Así que no dudes en compartir con nosotros!